Agitación

JuveTube

Caja de Herramientas


Canarias Social

La República

Tercera Información
Galería

Manifiesto por la Huelga General PDF Imprimir E-mail
Escrito por Comité Nacional   
Miércoles, 11 de Agosto de 2010 12:38

 

La Secretaría Confederal de Juventud de Comisiones Obreras y el Departamento de Juventud de la Unión General de Trabajadores han iniciado un proceso de movilizaciones, que culminará con la celebración de una Huelga General el próximo 29 de septiembre. El objetivo de estas actuaciones es el de expresar el contundente rechazo de los trabajadores y trabajadoras jóvenes de este país a las políticas de recortes sociales y supresión de derechos laborales decretadas por el Gobierno.

El Gobierno, siguiendo los pasos de otros países europeos, ha dado un giro radical a su política y ha defraudado a la ciudadanía a la que representa. Los brutales ajustes económicos que se están adoptando como terapias de choque para salir de la crisis económica son injustos porque afectan a los más débiles de la sociedad (pensionistas, parados, personas dependientes, países en vías de desarrollo…); regresivos laboralmente porque suponen un retroceso en derechos del trabajo, y anti-económicos porque si se recortan o congelan los salarios y se frena la inversión pública, las personas dejarán de consumir y esto traerá consigo una mayor pérdida de puestos de trabajo.

 

El Gobierno ha dejado recaer el peso de la crisis económica sobre las espaldas de las personas con ingresos medios o bajos y no ha repartido el coste con las organizaciones empresariales o con la Banca.

 

La patronal ha aprovechado la coyuntura económica para sacar partido y debilitar a las personas trabajadoras, empeorando sus condiciones de trabajo. Su intolerable actitud ha sido evidente cuando ha tratado de castigar aún más a la juventud intentando imponer nuevos “contratos basura”. Aún así, el Gobierno ha escuchado más a la parte empresarial que a los sindicatos y ha decidido optar por una desregulación laboral que puede continuar con más recortes en los próximos meses.

 

Como jóvenes, es importante tener claro que la reforma laboral nos va a afectar:

- No servirá para crear empleo (no olvidemos que somos el colectivo con la mayor tasa de paro).

- Condenará a la juventud a la temporalidad y nos costará aún más tener un contrato fijo.

- Contratarnos por horas o días será más fácil, pues se amplía el campo de actuación de las Empresas de Trabajo Temporal.

- Despedirnos será más fácil y más barato, porque se contemplan más causas para hacerlo y se reducen las indemnizaciones.

- Recortarán nuestro sueldo: la empresa privada ya está siguiendo los pasos del recorte salarial a los empleados/as de las empresas públicas.

- Refuerza el poder de la empresa, que ahora podrá cambiar nuestro horario, puesto, lugar de trabajo, etc. sin consultarnos ni negociar.

- La empresa podrá incumplir acuerdos ya pactados (subida de salarios, condiciones de trabajo, etc.) ya que se debilita la negociación en los convenios colectivos.

 

En definitiva, el Gobierno ha puesto el poder del Estado al servicio de quienes exigen flexibilidad” en el mercado de trabajo, y aún así consideran esta reforma insuficiente porque en realidad no quieren más flexibilidad, la quieren toda. La presión de la patronal española, que ha aprovechado la crisis para poner sobre la mesa sus viejas reivindicaciones (menos cotizaciones sociales, menos coste del despido, menos tutela judicial, menos negociación colectiva, menos regulación de la contratación) y de una Unión Europea que se ha puesto del lado de los mercados financieros (causantes de la crisis), nos conduce a una absoluta desregulación del mercado de trabajo y a una tercermundización laboral.

 

Rechazamos una economía que no crea empleo, que no sirve a los ciudadanos, y a unos gobiernos que actúan contra los intereses de éstos. Las organizaciones juveniles no estamos dispuestas a aceptar políticas que se nos presentan como las únicas posibles, basadas en la opción de los grandes poderes económicos, es decir, ajustes a costa de reducir las condiciones de vida y trabajo de la ciudadanía europea. Especialmente las personas jóvenes no podemos permanecer inmóviles y asumir la resignación que intentan imponernos.

 

Hay otras opciones y otras políticas. Es necesario apostar por una Europa más justa, donde la defensa de las necesidades sociales de la población sea la prioridad, por encima de los intereses económicos de unos pocos. En España, UGT y CCOO convocan la Huelga General el 29 de septiembre para exigir:

- Una política que reduzca el déficit público mediante el incremento de los ingresos (p.ej, aumentando impuestos a las rentas más altas) y no mediante la reducción del gasto, y planificar el cumplimiento de los objetivos de déficit del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea en plazos compatibles con la reactivación económica y la creación de empleo

- La retirada de una reforma laboral lesiva que facilita el despido y empeora las condiciones de trabajo

- Defender la negociación colectiva como marco de protección de las condiciones de trabajo, frente a los intentos de atribuir a las empresas la capacidad de incumplir los acuerdos alcanzados de forma unilateral.

- Defender el sistema público de pensiones como eje central de nuestro sistema de protección social, y su adecuación a la evolución social exclusivamente con acuerdo político y social.

- Exigir una nueva política fiscal, que refuerce la estructura de ingresos del Estado, recuperando impuestos suprimidos y apostando por una mayor recaudación basada en la progresividad fiscal (paga más el que más tiene), a la vez que se combate con mayor firmeza el fraude fiscal (economía “en negro”), que en España duplica la media de la Unión Europea.

 

Por todo ello, las organizaciones juveniles que suscribimos este manifiesto nos sumamos a la convocatoria de Huelga General el próximo 29 de septiembre. Queremos, así, expresar nuestro firme rechazo a las políticas de recortes sociales y supresión de derechos de los trabajadores, decretadas por el Gobierno bajo amparo y excusa de directrices europeas. Creemos que no sólo las organizaciones sindicales están llamadas a la huelga, pues las causas que la motivan no sólo afectan a las personas trabajadoras, sino a la sociedad civil en general.

 

Con la firma de este manifiesto nos comprometemos a dar la máxima difusión y apoyo para lograr que la huelga general sea un éxito de participación y logre paralizar la actividad del país.

Última actualización el Miércoles, 10 de Noviembre de 2010 01:19